Entradas

“Es tiempo de dar. De comprar para ayudar”: Alvaro Aguilar

Por Laura Gutiérrez Franco

En tiempos difíciles como los actuales, la mejor opción (o tal vez la única) es ayudar. Es el momento de hacerlo, de comprarle a los de la tienda una pizza aunque no se te antoje. Es asunto de conciencia, aseguró Alvaro Aguilar, director Comercal de la cadena de hamburguesas Cuarto de Kilo y quien forma parte del grupo creador del movimiento #AquíNadieTruena.

Lo importante es ser solidarios. La sociedad en su conjunto es la que puede hacer que la economía tenga un repunte. Hay que comprarle al que no vende y comprar doble en el super para cuando menos donar alguna bolsa de servilletas o un atún, a un establecimiento de comida, por ejemplo, dijo al participar en un webinar que organizó Cadena Empresarial Enlazadot, que preside Héctor Pérez González, quien moderó el evento.

El webinar se trató de una charla muy amena, en donde relató su experiencia como emprendedor y empresario, misma que comenzó desde que tenía 12 años. La recomendación, porque dijo que no le gusta dar consejos, es que hay que tener prisa para hacer las cosas, pero paciencia para obtener los resultados. Las cosas no se dan de la noche a la mañana, como ahora muchos jóvenes piensan.

Alvaro tiene muchas cualidades, pero una de ellas que es importante es la resiliencia. Es alguien que no se le acaba la vida ni la creatividad si algún proyecto no le funciona. De inmediato toma más fuerza para seguir con otro hasta lograr el objetivo.

En su carrera empresarial, contó, se fue a Europa a trabajar como cualquier hijo de vecino. Juntó dinero y se trajo ropa para vender en Guadalalajara. Con eso pagó su viaje y se fue por más. Luego realizó más emprendimientos, algunos más por ego y coraje de demostrar que lo sabía hacer, que por la rentabilidad, pero al final todos ellos se convirtieron en experiencias y maduración y así llegó Cuarto de Kilo.

A los 29 años de edad encontró a su socio Miguel, que embonan totalmente para crear y hacer crecer el negocio. El primero lo pusieron en un local del centro histórico. Lo hicieron con lo que les alcanzaba, pero siempre bien enfocados en su objetivo que principalmente era y es el sabor de su producto y desde luego el servicio.

10 años después de Cuarto de Kilo y con un mayor número de sucursales, todas ellas exitosas, llegó la pandemia. Ver la desesperación y la preocupación de mucha gente los hizo crear, junto con otros restauranteros, #AquíNadieTruena, que dijo, es un movimiento que no tiene dueño pero que ya ha traspasado fronteras y ha ofrecido el apoyo y el empuje necesario para que muchas empresas salgan adelante.

Su objetivo es crear conciencia entre la sociedad de que se podrá salir adelante con el apoyo entre todos. Crear esperanza y decirle principalmente a aquel que no le gusta ser solidario, que es necesario que cambie, que ayude.

Asi es como muchos negocios han podido salir adelante y otros no. No hay medición de datos, pero sí el movimiento es un gran impulso para no detener la marcha.