Entradas

“Necesitamos nueva dinámica de colaboración IP-Gobierno para atender los impactos de Pandemia en el sector salud”: CCE

Redacción / Enlazadot

Ciudad de México- En un entorno como el actual, frente a retos de salud y económicos nunca vistos en México, la posición que sostiene el sector privado es la de contribuir con propuestas y fomentar la colaboración con el Gobierno, señaló a través de un documento el Consejo Coordinador Empresarial (CCE), que preside Carlos Salazar Lomelín.

Particularmente en el sector salud, reguladores, autoridades, y el sector privado tenemos la oportunidad de coordinarnos mejor y trabajar juntos para verdaderamente lograr un impacto positivo que saque adelante, más rápido y mejor, a nuestro país y a quiénes vivimos en él. El interés común que tenemos por un México con más oportunidades y mejores niveles de bienestar debe ser priorizado frente a cualquier posición ideológica o interés de grupo.

Los recientes cambios en la estructura de la Secretaria de Salud y el nuevo modelo de adquisición de medicamentos y dispositivos, son oportunidades para colaborar y desarrollar procesos transparentes, que privilegien el acceso a medicamentos seguros y de calidad para nuestro país.

Con la nueva adscripción de la Cofepris, podríamos agilizar el acceso a México de un mayor número de medicamentos, dispositivos médicos, e insumos que son útiles para el tratamiento de COVID 19 y que están autorizadas ya en otros países como Japón, EUA, y Europa. Si esto sucede, podemos convertirnos en un receptáculo de tratamientos efectivos, protocolos de atención, proyectos de investigación, desarrollo e innovación que contribuyan a salvar más vidas mexicanas, precisa el CCE.

Por otro lado, el nuevo proceso licitatorio, coordinado vía la UNOPS, compromete al gobierno a efectuar una compra de medicamentos y dispositivos médicos en completa transparencia. Pero sólo será exitoso en la medida que se efectué con una adecuada planeación e igualdad de condiciones para la industria establecida en México.

Asimismo, la apertura internacional planeada por el gobierno debe ejercerse con mucha responsabilidad. Los ahorros que se buscan lograr deben anteponer el interés sanitario de ciudadanía, privilegiando productos seguros y de calidad, provenientes de plantas de manufactura del mejor nivel y con productos certificados por autoridades sanitarias reconocidas.

Considerando que el proceso para la adquisición de medicamentos, dispositivos, e insumos médicos es un proceso internacional abierto (vía la UNOPS), será importante que, en la medida que algunos de estos sean adquiridos a empresas y laboratorios extranjeros con o sin tratados de libre comercio con nuestro país, no se olvide que en México contamos con una planta farmacéutica y dispositivos médicos de clase mundial, la cual consideramos debe ser privilegiada. Lejos de penalizar su confianza, sus inversiones, y los empleos creados, tenemos la oportunidad de promoverla como una gran fortaleza nacional que detone efectos positivos económicos, como son las exportaciones y el crecimiento económico.

Por último, no debemos dejar de lado el tema de la logística. Los medicamentos y dispositivos requieren ser entregados en más de 4 mil puntos de contacto a lo largo y ancho del país. La distribución debe ser efectiva, cuidando mantener la eficacia y trazabilidad de los mismo, en beneficio de la salud, para que los medicamentos se entreguen a tiempo y mantengan su efectividad.

El gobierno, las autoridades sanitarias y el sector privado en salud, tenemos una gran responsabilidad para juntos desarrollar una nueva dinámica de colaboración que ayude a salvar más vidas, garantizar el acceso a medicinas de calidad, con la máxima transparencia en los procesos de compra, lograr ahorros para el Estado mexicano, y contribuir a la recuperación económica a partir del fomento de una industria mexicana tan importante como es la de Salud.

Confiamos en que con voluntad política y con la firme disposición de hacer las cosas bien, podremos alcanzar estos objetivos y salir de la difícil situación que hoy nos ocupa.

Talento de Jalisco desarrolla equipo médico contra COVID-19: SICYT

El secretario de Innovación, Ciencia y Tecnología (SICYT), Alfonso Pompa Padilla, dijo que en Jalisco hay un gran talento humano, que también se han dedicado a desarrollar equipo médico para combatir el COVID-19. Se han innovado ventiladores y una cápsula para trasladar a las personas contagiadas, sin que los encargados de manipularla puedan salir afectados y pruebas rápidas para detectar la enfermedad.

“En este tiempo de crisis empezamos a notar que tanto innovadores como científicos no se quisieron quedar con las manos cruzadas y nos empezaron a llegar con tantas iniciativas que creamos el resto Jalisco COVID-19, con una cantidad importante de recursos”, informó durante una entrevista con Cadena Empresarial Enlazadot. Resultado de lo anterior es que ya se tienen en desarrollo dos ventiladores con alto grado de avance.

Al respecto comentó que la Federación en realidad no estaba preparada. Tanto la Cofepris como otros organismos, certifican los ventiladores que llegan del extranjero, que ya están aprobados por la FDA de Estados Unidos o por sus equivalentes en otros países, pero no se tenía la experiencia de hacerlos aquí. Tienen solo aprobado uno del Conacyt, en donde de alguna manera también participó la SICYT y la Universidad de Guadalajara lo hizo en hacer pruebas en seres vivos (cerdos).

Dijo que los dos ventiladores que se crearon en Jalisco están a punto de ser certificados y ofrecerán una solución confiable, funcional y a buen precio. “Llevamos también tres pruebas rápidas de las que se llaman serológicas, mismas que creo que en agosto ya estarán aprobadas”,

Explicó que ese tipo de desarrollos en el primer mundo, en donde tienen todos los recursos económicos y humanos duran años “y en Jalisco los hemos realizado en cuatro meses”, dijo con orgullo el Secretario.

Comentó que también hay otro desarrollo de una cápsula para transportar enfermos contagiados de COVID 19 y que no contagien a quienes los están moviendo. La está desarrollando CIATEJ y lo que salga de la primera producción, se aportará al Sistema de Salud Jalisco.