Entradas

Inmersión laboral de los alumnos, fortaleza de la UAG

  • El Modelo B-Learning UAG lo ha facilitado

Redacción / Enlazadot

La inmersión en el campo laboral, a través de las prácticas profesionales, es una herramienta fundamental en la formación de los estudiantes de la Universidad Autónoma de Guadalajara (UAG).

Este esquema permite que los alumnos adquieran experiencia en empresas reales antes de concluir sus estudios y así tengan mayor facilidad de incorporarse al campo laboral.

Ante la contingencia sanitaria del Covid-19 y bajo su Modelo B-Learning UAG, la institución no solo ha continuado con su programa de inmersión laboral, sino que lo ha fortalecido, explicó el Director de Competitividad Estudiantil, Ing. José Antonio Barriga de la Torre.

Y es que, cuando se presentó la contingencia las autoridades universitarias buscaron e implementaron nuevos esquemas, sumados al tradicional, que permitieran a los alumnos continuar con sus prácticas profesionales.

El modelo tradicional consiste en que el alumno acude presencialmente a las instalaciones de las empresas para realizar sus prácticas profesionales, pero debido a que muchas cerraron por la contingencia se redujeron los espacios para los alumnos.

Ante este panorama, la UAG se puso en contacto con las empresas para que permitieran a los alumnos realizar sus prácticas a través del trabajo en casa.

“La gran mayoría están haciendo sus prácticas home office, pero con las mismas empresas; es decir, abrimos un espacio que antes no se tenía como función principal y creo que ahora está siendo el principal mecanismo”, afirmó el Ing. Barriga de la Torre.

En dicho esquema, si la empresa así lo requiere, los alumnos acuden periódicamente a las instalaciones de las compañías a presentar avances de su trabajo. Siempre con las medidas de seguridad correspondientes.

Otro de los nuevos modelos que se implementó fueron las prácticas profesionales por proyecto. En este esquema las empresas lanzan proyectos en específico de acuerdo con sus necesidades, los alumnos trabajan en ellos desde su casa y envían sus avances hasta culminarlo.

Los esquemas implementados por la UAG han permitido que los alumnos trabajen bajo las modalidades de prácticas presenciales, home office y mixtas. Cabe recalcar que los estudiantes que acuden presencialmente lo hacen en empresas que trabajan con todos los protocolos de seguridad requeridos por las autoridades.

Debido a que muchos estudiantes de la Autónoma provienen de otros estados de la República Mexicana, la aplicación de los nuevos modelos de inmersión laboral ha permitido incrementar el número de empresas y organizaciones con los que se tiene convenio para que los estudiantes realicen sus prácticas.

“Ante la situación de la contingencia muchos estudiantes foráneos se fueron a sus lugares de origen y desde allá están haciendo prácticas en empresas de Jalisco o en algunos otros casos las están haciendo en empresas de su localidad”, explicó el Director de Competitividad Estudiantil

“Eso nos abrió también un panorama porque estamos teniendo contacto con empresas de todos los estados de la República Mexicana”.

En el actual periodo la UAG tiene más de 530 empresas registradas donde los alumnos realizan sus prácticas profesionales, de las cuales alrededor de 150 son de otros estados del País.

Para facilitar la colocación de los alumnos en las distintas compañías y bajo su Modelo B-Learning UAG, la Autónoma abrió una convocatoria en línea donde las empresas ofertan sus lugares disponibles para las prácticas profesionales. Previamente los alumnos reciben una charla en línea donde se les explica el funcionamiento de dicha plataforma.

En el sitio el estudiante sube su currículum, busca una plaza en alguna empresa que se apegue a su carrera y hace la solicitud de ingreso a la compañía.

Posteriormente, la empresa analiza el perfil del estudiante y si es aceptado comienza a realizar sus prácticas profesionales. A lo largo del periodo la UAG realiza seguimiento de los estudiantes para verificar su avance.

Es importante mencionar que las empresas que participan en este programa de inmersión laboral están debidamente establecidas, indicó el Ing. Barriga de la Torre.

“Verificamos que sean empresas con todos los requerimientos oficiales, que sea formal, que tenga un acta constitutiva, que tenga un representante legal, que estén dispuestos a firmar un convenio y todo lo que esto conlleva”, afirmó el directivo universitario.

En la convocatoria de mayo la UAG logró colocar a alrededor de 720 alumnos para realizar sus prácticas profesionales, cifra que no se alcanzaría si no se hubieran implementado los nuevos esquemas de inmersión laboral.

Ahora ya está abierta la convocatoria para los alumnos que inician clases en septiembre y tienen asignada la materia de prácticas profesionales.

Sobre la importancia del programa de inmersión laboral, el Ing. Barriga de la Torre comentó que es muy valioso que los estudiantes realicen prácticas porque de esta manera adquieren conocimientos y experiencia para enfrentarse mejor a la realidad laboral.

“Las prácticas les dan un aprendizaje, una madurez y les da una experiencia muy amplia con respecto a lo que se van a dedicar o las funciones que hacen en su carrera fuera del ámbito escolar, sino ya en el ámbito real profesional”, afirmó.

“La parte de la práctica profesional les ha servido muchísimo a los alumnos, sobre todo en las últimas etapas de su formación porque una gran cantidad de alumnos se quedan a laborar en esas empresas. Entonces es un puente que les ayuda a insertarse en el sector laboral con mayor facilidad”.

El programa de inmersión laboral se aplica para todos los estudiantes de la UAG y, dependiendo de su carrera, los alumnos realizan por lo menos 520 horas de prácticas profesionales.

Con este programa la Universidad Autónoma de Guadalajara forma a sus estudiantes con los más altos estándares de calidad, donde la práctica se convierte en un importante complemento para su inmersión en el mundo laboral cuando egresan.

Realizan prácticas

El programa de inmersión laboral busca que el alumno tenga experiencia laboral al egresar de su carrera.

535 empresas participaron en la convocatoria de mayo.

720 alumnos se colocaron en este periodo.

37% de los practicantes lo hacen en modalidad home office.

34% lo hace de manera mixta.

29% acuden presencialmente a las empresas.

Laboratorios virtuales y a distancia, parte importante del Modelo B-Learning UAG

Redacción / Enlazadot

Bajo su modelo B-Learning UAG y atendiendo los cambios que exigen las circunstancias actuales, la Universidad Autónoma de Guadalajara continúa fortaleciendo sus métodos de enseñanza y su calidad educativa.

Desde el inicio del periodo cuatrimestral en curso, la UAG puso en marcha las modalidades de Laboratorios Virtuales y a Distancia, que permiten a los alumnos continuar con sus prácticas y adquirir conocimientos y habilidades propios de su carrera.

Ahora, en el cuatrimestre que comenzará en septiembre, la UAG ya cuenta con todo un periodo de experiencia en la aplicación de este método y lo reforzado, lo que respalda que el proceso de enseñanza-aprendizaje será altamente efectivo para estudiantes y profesores.

El funcionamiento de los laboratorios se realiza atendiendo las indicaciones de las autoridades y siempre respetando las medidas de seguridad e higiene en el contexto actual de la pandemia del Covid-19. Con este modelo es posible que una parte de los alumnos esté presencialmente en el laboratorio y otra parte puedan seguir las prácticas desde el lugar donde se encuentren de manera virtual.

Laboratorios Virtuales de Cómputo y Simulación

El funcionamiento de los Laboratorios Virtuales consiste en que más de 250 computadoras, ubicadas físicamente en la UAG, están conectadas a la nube mediante el sistema HOB Virtual.

De esta manera, a través de una aplicación, los alumnos pueden acceder en sus computadoras, desde cualquier parte del mundo, a los equipos que se encuentran en la UAG y trabajar como si estuvieran físicamente en el laboratorio, explicó el Decano de la Unidad Académica de Diseño, Ciencia y Tecnología y responsable del proyecto, Mtro. Joel García Ornelas.

La gran ventaja de los Laboratorios Virtuales es que los estudiantes pueden acceder a todas las licencias de software que están dadas de alta en el equipo de cómputo de la UAG. Así, los alumnos pueden trabajar con los programas especializados desde el lugar donde se encuentren sin ningún costo adicional para ellos, ya que no tiene que pagar por adquirir alguna licencia.

Otra de las ventajas es que cualquier equipo, sin importar sus años de uso o modelo, pueden utilizar las licencias de software, ya que funciona como una computadora espejo que utiliza los programas y sistemas de la máquina que está en la UAG.

“Realmente lo que está haciendo el alumno es usar su teclado y su monitor para tomar el procesador que está en la computadora de la UAG, las licencias, y ver los programas en su pantalla como si fuera su escritorio, pero en realidad el escritorio que está viendo es de la computadora que está en Ciudad Universitaria”, explicó el Mtro. García Ornelas.

Este sistema enriquece las prácticas virtuales, pues al mismo tiempo que el profesor está conectado al laboratorio puede transmitir su clase en audio y video a través de plataformas como Teams o Zoom.

“Hoy nuestros profesores son de los más capacitados en tecnología de información, esto es una realidad. Además, hemos adquirido experiencia en la manera de transmitir el conocimiento, porque estamos utilizando los laboratorios y la infraestructura en la nube y bajo un modelo B-Learning, muy pocas universidades tienen la infraestructura para hacerlo”, afirmó el Decano.

En total son 13 los laboratorios que ya cuentan con esta tecnología, entre ellos el Laboratorio Financiero, los Laboratorios de Cómputo y Simulación, el de Intel y el de Manufactura.

Algunas licencias que la UAG ya tiene y que pueden ser aprovechadas por los alumnos en esta modalidad son SolidWorks, 3d Max, V-Ray, Revit, Rhino6, Infosel, entre otros.

Durante el primer periodo de implementación de los Laboratorios Virtuales se realizaron pruebas con seis grupos piloto. Ahora, en el cuatrimestre que comienza en septiembre, todos los grupos podrán acceder a ellos, explicó el directivo universitario.

Debido a que las autoridades sanitarias avalaron el uso presencial de los laboratorios en las instituciones educativas, los Laboratorios Virtuales de la UAG permitirán que una parte de los alumnos, si así lo desea, acuda físicamente a las instalaciones y otra parte lo haga remotamente, así también se contribuirá a mantener la sana distancia de quienes estén de manera presencial.

Para reforzar la enseñanza y prácticas, otra de las acciones que realiza la UAG es la grabación de tutoriales en laboratorios como el de tecnologías de soldadura y sistemas automotrices, donde los alumnos reciben los videos para posteriormente, cuando así lo determinen, acudan a las instalaciones para reforzar lo aprendido en los tutoriales.

Laboratorios a Distancia

Otra de las modalidades que se han puesto en marcha en el modelo B-Learning UAG son los Laboratorios a Distancia.

En este caso, los laboratorios que por su naturaleza requieren la presencia de los estudiantes, como el de Juicios Orales, el de Negocios Gastronómicos, Tecnología Fotográfica, Biotecnología y Especialidades en Electrónica, entre otros, fueron adaptados con cámaras para que el profesor transmita desde las instalaciones su práctica y atienda a una parte del grupo de manera presencial y a la otra de forma virtual.

De hecho, el sistema permite que los estudiantes que están por la vía virtual puedan interactuar con los que están físicamente en las instalaciones, lo que enrique más el proceso de enseñanza-aprendizaje.

“En este sentido, como el aula tiene un buen sistema de sonido y de video y permite la interacción, entonces los estudiantes pueden preguntar algo a través de los ojos, el oído y la voz que les prestó el aula y se genera una interacción”, afirmó el Mtro. Ángel Israel Muñoz Hernández, Decano de la Unidad Académica de Ciencias Sociales, Económico y Administrativas de la UAG y responsable de este proyecto.

Los laboratorios que requieren mayor interacción fueron dotados con cámaras 4K, lo que permite tener una mejor experiencia a los alumnos que están conectados vía remota.

En el caso de estos Laboratorios a Distancia, todos los alumnos que tienen prácticas trabajan bajo esta modalidad, incluso algunas actividades cuentan ya con una parte de alumnos de manera presencial, siempre respetando las medidas sanitarias y de sana distancia.

Las instalaciones que cuentan con esta modalidad son los laboratorios Financiero, Edición de Video, Fotografía, Serigrafía, Preparación de Alimentos, Aula Demo de Negocios Gastronómicos, la Sala de Juicios Orales y la Cámara de Gesell.

Además de los laboratorios, la UAG también habilitó aulas virtuales para impartir clases híbridas tanto de manera presencial como vía remota.

En este caso, la institución adquirió más de 100 cámaras Poly Studio, las cuales cuentan con tecnología de autotracking, es decir, que automáticamente encuadra al profesor y así le permite interactuar mejor en el aula sin la preocupación de estar fijo mirando a la cámara.

“Ahí te acercas mucho a la experiencia que tienen los estudiantes como si estuvieran en el salón de clases, aunque ellos se encuentren de manera virtual, lo que permite al docente tener mucha naturalidad para poder interactuar con los estudiantes presenciales, el pizarrón o una proyección en sintonía con los estudiantes virtuales”, comentó el Decano.

Los Laboratorios Virtuales, Laboratorios a Distancia y las clases virtuales son tecnologías que ya se utilizan en la UAG, están debidamente probadas y listas para ser una herramienta de aprendizaje para los futuros profesionistas.

De esta manera, la Universidad Autónoma de Guadalajara (UAG) se consolida como una institución de vanguardia y que está preparada para seguir formando líderes dispuestos a contribuir en la mejora de la sociedad.