Entradas

Lo que debes tener en cuenta para solicitar dinero para tu negocio en un banco o una financiera

Redacción / Enlazadot

Las pequeñas y medianas empresas (o PYMES) tienen un gran potencial en Latinoamérica: según el Banco Mundial y otras estadísticas por región, más del 90% de las compañías en América Latina son pequeñas o medianas empresas, responsables de más del 50% del empleo en la región y de un cuarto de su PIB.

No obstante, debido a sus procesos y muchas veces a su documentación, las instituciones financieras consideran solventes sólo al 50%, lo cual hace que la gestión administrativa y las herramientas financieras disponibles para PYMES en Latinoamérica sean escasas o poco compatibles con sus necesidades.

Tan sólo en México, más del 90% de las microempresas no cuentan con acceso a financiamiento, según cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI). Sin embargo, el escenario es optimista: las instituciones financieras y los gobiernos locales están trabajando para convertir estas cifras y ofrecer opciones de financiamiento que se ajusten a las necesidades y el perfil de cada pequeña y mediana empresa.

La Encuesta Nacional sobre Productividad y Competitividad de las Micro, Pequeñas y Medianas Empresas (ENAPROCE) señala que entre el 30 y 60% de los emprendedores mexicanos conocen programas de apoyo del Gobierno Federal como La red de apoyo al emprendedor, el programa Crezcamos juntos y otros como los del Instituto Nacional del Emprendedor.

Y es que adquirir préstamos ya sea para su lanzamiento o para sostenerse, es primordial para las PYMES. Frente a este escenario, los emprendedores encaran preguntas como: ¿a quién debo pedir un préstamo?, ¿cómo sé si cuento con los criterios para pedir un crédito?, ¿cuánto tendré que pagar de intereses?, ¿cuál es el mejor momento para solicitar un préstamo?, entre otras.

Lo primero que hay que tomar en cuenta es que los créditos para PYMES están diseñados para solventar los gastos que éstas puedan tener de acuerdo con las necesidades que surjan. Estos son principalmente de dos naturalezas: crédito a largo plazo (por más de 6 meses) o crédito a corto plazo.

Desde la opinión de Expediente Azul, plataforma tecnológica especializada en digitalizar el proceso de integración de expedientes para empresas que otorgan financiamiento, las entidades a las cuáles acudir para solicitar un préstamo son: banco, financiera o un inversionista. El aspecto más importante que considerar al momento de elegir entre estas tres es la etapa de negocio de la PYME:

Banco: Es la mejor opción si no tienes prisa y buscas privilegiar el costo del dinero.

Financiera: Es ideal cuando existe urgencia de capital, y es más flexible si eres una empresa de reciente creación, si tus finanzas no son del todo saludables o si hay algún problema (nada grave) con el buró de crédito. Las financieras privadas son excelentes también para quienes requieren un análisis más profundo para la aprobación de un financiamiento entendiendo que el banco normalmente observa de manera muy fría y paramétrica cada caso.

Inversionista: Esta inyección de capital realizada por un particular a cambio de una participación accionaria, es opción cuando estás arrancando y validando idea, también si necesitas financiamiento acompañado de relaciones, experiencia en la industria o infraestructura. Existen inversionistas individuales o fondos de inversión especializados en diferentes etapas de madurez de cada proyecto empresarial.

Los criterios, a grandes rasgos, que deben tomar en cuenta las PYMES para pedir un préstamo son la capacidad de pago (esto significa presentar comprobantes de ingresos), puntaje en el Buró de Crédito (si pagas a tiempo y eres un buen cliente, las empresas que otorgan créditos seguramente te prestarán dinero), salud legal/fiscal y punto de equilibrio (esquema de la organización donde se pueda apreciar proyección de ventas, manejo de deudas y flujo de caja).

De acuerdo con Expediente Azul, las entidades financieras solicitan aproximadamente 14 requisitos para brindar un crédito a persona física, y 40 si es algún financiamiento empresarial, además de estados financieros, rendimiento y facturación de mínimo 6 meses. Es en este punto donde el 40% de los negocios no logran concretar el préstamo.

Por este motivo, es de vital importancia que las entidades financieras busquen soluciones digitales que les ayuden a agilizar sus procesos de otorgación de crédito, automatizando la conexión con Buró de Crédito y legal, firmas digitales y electrónicas, así como la validación de identidad y análisis de riesgo, con el objetivo de reducir los errores en los documentos enviados por parte del cliente, y evitar los reprocesos y costos extras a quien está otorgando el crédito.

Si las PYMES toman en consideración estos puntos clave al momento de solicitar un préstamo, y las entidades financieras comienzan a integrar nuevas tecnologías para reducir la burocracia en sus procesos de aplicación, cada vez será más fácil, práctico y seguro adquirir financiamiento para crear o sostener su empresa.

Sobre Expediente Azul

Expediente Azul es una plataforma tecnológica que digitaliza el proceso de recepción de expedientes de las financieras. Desde su creación en 2018 y con sede en Guadalajara, contribuye a que las instituciones financieras realicen 200% más rápida la recolección de requisitos y reduzcan hasta 60% el abandono en los procesos de onboarding.

Conoce a la fintech que otorga préstamos sin garantías tradicionales a empresas de base tecnológica

Redacción / Enlazadot

La plataforma que ofrece créditos simples para empresas “SaaS” sin exigir garantías automotrices o inmobiliarias, ya dispersó más de USD $1.8 millones y aspira a cerrar 2021 con más de USD $10 millones en préstamos otorgados.

“Entre más pequeña sea una empresa, más difícil le resultará encontrar financiamiento”. La conclusión forma parte del “Reporte sobre las condiciones de competencia en el otorgamiento de crédito a las pequeñas y medianas empresas” del Banco de México, donde también se sostiene que la principal causa de este fenómeno es que, para la banca tradicional, aún es difícil generar análisis rápidos y rigurosos en auditoría de riesgos para la obtención del perfil crediticio del solicitante.

Aunque data de 2015, la tesis del informe aún está vigente, pero con un plus: de acuerdo a datos de la Bolsa Institucional de Valores (BIVA), cuando las compañías más chicas logran, finalmente, acceder al crédito bancario, recién lo hacen a partir de los dos años, pero el problema, según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) es que en México el 80% de los emprendimientos muere antes del primer lustro de existencia.

La problemática que atraviesa a las pymes del país se profundiza cuando se trata de las empresas de giro SaaS (acrónimo del inglés Software as a Service), es decir las tecnológicas que comercializan un software como servicio.

Ese tipo de firmas, claves en el ecosistema emprendedor global y de la región, suman a la lista de obstáculos para el acceso a préstamos el hecho de que “normalmente no cuentan con activos fijos tangibles, que es lo que habitualmente reclaman como garantía las instituciones financieras tradicionales”, explica Hugo Mathecowitsch, CEO y cofundador, junto a André Wetter, de a55, la fintech de origen brasileño que inició formalmente sus operaciones en México en enero de 2020 y que ya dispersó más de $37 millones de pesos (más de USD$ 1.8 millones) en créditos empresariales.

La compañía ofrece créditos simples para empresas “SaaS”, pero también para emprendimientos del tipo “PaaS” (que son de entorno de desarrollo e implementación completo en la Nube) y “LaaS” (de alquiler de infraestructuras como servicio o bajo modelos de suscripción), además de eCommerce.

a55 opera a través de una plataforma sencilla, amigable y veloz, sin exigir garantías tradicionales sino que toma como compromiso de repago un porcentaje del “MRR” del solicitante, es decir su ingreso recurrente mensual (monthly recurring revenue), una medida normalizada de los ingresos predecibles que una empresa espera obtener cada mes.

Sus préstamos pueden solicitarse completamente en línea y sin acudir a una sucursal bancaria. Los interesados solo necesitan registrarse en la plataforma, ingresar su clave CIEC y solicitar el monto que necesitan. Una vez autorizado el crédito, el solicitante firma su contrato digital y recibe el financiamiento en su cuenta de banco.

a55 otorga créditos empresariales a partir de $200 mil y hasta $10 millones de pesos. Con una tasa de interés anual fija que oscila alrededor del 27% al 30%, y plazos que comienzan en los 12 y 24 meses con opción a refinanciamiento.

Para el mercado mexicano, a55 lanzó productos como “MRR Prime”, créditos empresariales de $5 millones a $10 millones; “MRR Digital”, de $500 mil a 1 millón; y la línea “AdsFinance”, préstamos para financiar campañas digitales (anuncios patrocinados vía Google Ads, o Facebook Ads).

De esta forma, la startup aspira a cerrar 2021 con $200 millones de pesos (más de USD $10 millones) en préstamos empresariales otorgados.

Algunas de las empresas que a55 ha financiado en México son Vexi, neo banco mexicano enfocado en otorgar tarjetas de crédito a jóvenes desbancarizados; Prestanómico, fintech y plataforma PaaS que otorga créditos personales; y B2B Negocios, plataforma que automatiza la cadena de suministros para corporativos latinoamericanos. A la lista se suman Backstartup, Tandem, Algarabía, entre otras.

a55 es la primera fintech especializada en préstamos para empresas digitales de la nueva economía. Desde que inició sus operaciones en el principal mercado del Mercosur, en 2018, dispersó el equivalente a 200 millones de reales brasileños (casi USD $40 millones) en préstamos empresariales, a través de 1000 operaciones a 200 clientes, con una morosidad inferior al 6%.

En mayo pasado, recibió una inversión combinada de deuda y capital de $35 millones de dólares, que destinará a financiar sus operaciones de crédito en toda la región, con especial énfasis en México, así como la expansión comercial y desarrollo de productos de la empresa. Entre los inversionistas estuvo Accial Capital, especializado en carteras de préstamos basados en tecnología en mercados emergentes. Se sumaron, además, E3 Negócios y Mouro Capital; anteriores inversionistas de la compañía quienes en este fondeo duplicaron sus inversiones de 2020 en a55.

En México, en particular, aspiran en el corto plazo a convertirse en el aliado de crecimiento para cualquier empresa mexicana de base tecnológica y /o con ingresos recurrentes. En tanto, en el largo plazo, la compañía se proyecta como un marketplace que ofrecerá desde alternativas de financiamiento hasta servicios y productos adicionales para empresas de base tecnológica.

De acuerdo a datos del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), 1 de cada 5 fintechs latinoamericanas opera en el sector de préstamos. En tanto, una investigación realizada por Addem Capital, fondo de deuda con enfoque en América Latina, computó que en México figuran 141 prestamistas fintech, que otorgan 13 tipos de créditos que abarcan modelos personales, empresariales, factoraje, entre otros.

El mismo BID advierte, sin embargo, que la brecha total de crédito para llegar a las micro, pequeñas y medianas empresas de la región es de USD $1.8 trillones.

“El gap de financiamiento para las pymes es muy grande pero para las tecnológicas de menor tamaño lo es aún más, lo que se agravó durante la pandemia”, subraya Mathecowitsch, aunque también advierte que “el exponencial crecimiento del eCommerce, con el consecuente aumento en la demanda de pagos digitales, permitió habilitar este nuevo esquema de crédito basado en los ingresos constantes de cada empresa y confiamos mucho en esa perspectiva”.

Buenas noticias para la MiPYMES

Cadena Empresarial Enlazadot AC reconoce que la medidas del Banco de México facilitarán el acceso a crédito de las pequeñas y medianas empresas, las más afectadas por la crisis del #COVID19

Guadalajara Jalisco, a 22 de abr. de 20

Cadena Empresarial Enlazadot AC, se congratula con el Banco de México, luego de que en su junta extraordinaria redujo en 50 puntos la tasa objetivo de política monetaria y anuncio 10 medidas adicionales para promover un comportamiento ordenado de los mercados financieros, fortalecer canales de crédito y promover mayor liquidez.

Dentro de los programas se informó que de ese monto total, hasta 250,000 millones de pesos servirán para provisión de recursos a instituciones bancarias para canalizar créditos a las micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes), así como a personas físicas afectadas.

Otro programa, añadió, será hasta por 100,000 millones de pesos para dar facilidad de financiamiento a instituciones de banca múltiple garantizada con créditos a corporativos para que puedan apoyar a la micro, pequeñas y mediana empresa. Con ello, se preservará el sano funcionamiento del sistema financiero en esta coyuntura.

El Banco central decidió abrir temporalmente una facilidad de financiamiento garantizado con créditos a empresas que emiten deuda bursátil, para que dicho financiamiento se canalice a las mipymes de nuestro país.

La institución proveerá financiamiento a plazo de entre 18 y 24 meses, con un costo igual al objetivo para la tasa de interés interbancaria a un día, es decir, 6%, garantizado con créditos de empresas cuya calificación crediticia sea igual o superior a “A” en escala local por al menos dos firmas calificadoras.

Estas medidas anunciadas por el Banco de México son buenas noticias para la micro, pequeñas y medianas empresas.

Esperamos que las medidas antes anunciadas sean complementadas en breve, para preservar la economía de la MiPYMES.