Entradas

MAZ Capacitación, la pasión por el desarrollo y esencia del capital humano

Por Laura Gutiérrez Franco

Magda Bricaire es la directora General de Maz Capacitación. Creó la empresa porque su gran pasión es ayudar a las personas en su desarrollo profesional, para que a través de la capacitación tengan nuevas habilidades y así lograr una mejoría en su calidad de vida. Un objetivo que denota un corazón lleno de humanismo.

En entrevista con Cadena Empresarial Enlazadot, comentó que además de ser contadora de profesión es coach ejecutivo certificada en el Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey. Su compromiso es sobre todo con emprendedores, pequeñas y medianas empresas y freelancer, entre otros.

Al ofrecer y moldear nuevas habilidades en las personas, les da a las empresas para las que colaboran, un capital humano forjado con valor agregado, que se traducirá en el éxito de las mismas. Se trata de una historia muy emotiva.

¿Cuándo, cómo y por qué decidió formar una empresa?

Maz capacitación nació por la necesidad de ayudar a otras personas. Durante 12 años estuve a cargo de un negocio donde tenía mucho contacto con personas, eso me hizo darme cuenta de las necesidades que existen de desarrollar nuevas habilidades y apoyar a la gente para poder hacerlo.

¿A qué se dedica la empresa y cuál es su valor agregado?

Nuestro corazón y pasión es enseñar y transmitir conocimientos a todos los que lo necesiten. Nos enfocamos en atender la parte más importante de una empresa, el capital humano. No buscamos perfección, buscamos progreso desarrollando herramientas que permitan hacer frente a cualquier contingencia o problema.

Buscamos crear relaciones duraderas con nuestros clientes, creando lazos fuertes y colaborativos para que trabajemos en conjunto y logren tener éxito en todas sus metas.

¿Cuáles son sus mejores y peores experiencia como empresaria, y si es fácil crear una empresa, mantenerla y crecerla?

La mejor experiencia: ver la satisfacción de las personas al tomar algún curso de capacitación y como coach, el trabajar las metas de las personas, ver la cara de satisfacción cuando logran llegar a donde quieren. Trabajar con las personas y para las personas.

Peor experiencia: cuando las personas no quieren cambiar, aunque ellos te digan que están muy mal.

Teniendo la motivación y diseñando un objetivo, es sencillo hasta cierto punto. El secreto está en rodearte de personas con tu misma mentalidad, que tengan el sueño de trabajar en algo para ellos y estar preparado para cualquier contingencia o cambio de planes.

¿Dónde se ubica la empresa?

Se ubica en Zapopan, por pandemia trabajo de manera virtual

¿Cuál es su mercado?

Dueños de negocios, empresas chicas y medianas, emprendedores, FreeLancer, etc.

¿Siempre ha traído consigo la vena empresarial o la adquirió luego de algún evento que le hizo cambiar de rumbo?

Yo soy contadora de formación y hasta hace 12 años siempre había trabajado en una oficina. Mi último trabajo fue en una empresa que vendía recargas para celular, ahí me toco recorte. Ese día decidí emprender y puse mi primer empresa en el estado de Morelos llamada 3B comunicaciones, tuve mucho éxito. Decidí venderla y empecé mi certificación como coach ejecutivo en el Tecnológico de Monterrey.

Desde hace mas de dos años estoy trabajando en MAZ Capacitación, dando cursos, capacitaciones, desarrollando contenido presencial y e-learning.

¿Qué se requiere para ser un buen empresario?

Se requiere mucho compromiso, pasión y constancia para hacer las cosas. No dejar nada para mañana y estar siempre dispuesto a aprender cosas nuevas.

¿Qué consejos le da a quienes quieren empezar un negocio?

Busca algo que te apasione, algo que sea lo suficientemente motivante para levantarte todos los días y que con tan solo pensarlo te den ganas de hacer las cosas.

¿Cómo han sabido salir airosos en esta crisis que trajo consigo el COVID-19?

No nos resistimos al cambio, antes todo era presencial, hoy todo es virtual. La clave del éxito de cualquier empresa es adaptarse a los cambios y las necesidades del mercado. Renovarse o morir.