Entradas

TMEC, gran oportunidad para el sector agropecuario, pero también conlleva riesgos

Por Laura Gutiérrez Franco

El presidente del Consejo Nacional Agropecuario (CNA) Bosco de la Vega Valladolid, aseguró que el Tratado de Libre Comercio entre México, Estados Unidos y Canadá, que entra en vigor el primero de julio, traerá muchos beneficios para su sector, pero también conllevará riesgos.

Lo dijo al encabezar la segunda edición de los talleres que sobre la entrada en vigor del TMEC realiza el Consejo Coordinador Empresarial y que en este ocasión se co-organizó junto con el CNA.

Las oportunidades son para seguir con el crecimiento del sector, pero también hay riesgos por las disposiciones de estacionalidad, trabajo infantil, trabajo forzoso y sindicalismo. Recordó que cuando se firmó el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) en la década de los 90s se pensó que iban a ser desplazados por los agricultores de los socios comerciales, pero la preparación de los fruticultores, agroindustrial y cárnicos permitió aprovechar el acuerdo comercial.

Precisó que “el nuevo tratado contempla nuevas reglas del juego, y lo que tenemos que hacer es prepararnos para que nuestras actividades no se vean afectadas y podamos fortalecer el dinamismo”. Agregó que el 78.5 por ciento de las exportaciones del sector se dirigen a la región de América del Norte.

La nueva versión del acuerdo de los 90, el T-MEC, representa “serios riesgos por los temas de trabajo forzoso, trabajo infantil. También enfrentaremos serias amenazas en el tema de intención de Estados Unidos de imponer la estacionalidad en algunos productos, amenaza que ya fue confirmada por Robert Lightziser”, enfatizó el presidente del CNA.

El sector ha implantado esquemas de autoevaluación para los mecanismos laborales, capacitación y códigos de conducta.

Se especificó que en el tema de trabajo infantil se encuentran listados 10 productos: melón, tabaco, berenjena, tomate, pepino, chiles, café, cebolla, frijoles verdes y caña de azúcar.

En el tema de trabajo forzoso en las siguientes semanas las autoridades de Estados Unidos quienes podrán para exportaciones de empresas señalas. Al momento se tienen señalamientos en empresas de tomate y chile.

Se apuntó que el tema de contratación en el campo es otro riesgo que se contempla por el renovado marco comercial trilateral, aunque no específicamente al sector.

México no debe caer en controversias laborales con el TMEC: Herminio Blanco

* Pronto habrá más amenazas de Trump para México

Por Laura Gutiérrez Franco

El asesor del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Herminio Blanco Mendoza, dijo que ante la entrada en vigor el primero de julio del Tratado de Libre Comercio entre México-Estados Unidos y Canadá, mismo que sustituirá al TLCAN, es necesario que no se caiga en controversias laborales, porque el sector de comercio exterior puede verse muy castigado.

Blanco Mendoza quien fue Secretario de Comercio (ahora Economía), en el sexenio de Carlos Salinas de Gortari y quien fue negociador en Jefe del TLCAN, participó en un taller virtual sobre los retos laborales del T-MEC, convocado por el CCE.

Destacó que es muy necesario prevenir, porque de otra manera se aplicarían una serie de sanciones económicas y comerciales para México; si no cumple con los lineamientos de la reforma laboral y las prohibiciones de trabajo forzado e infantil establecidas por el TMEC.

Enumeró que de no cumplir con esas reglas. las empresas y los exportadores serían objeto de aranceles, multas, cierre de fronteras a productos mexicanos y embargo de cargamentos por parte de Estados Unidos, ante cualquier violación cometida a lo dispuesto en el Capítulo 31 del convenio comercial, que establece dos sistemas para la solución de conflictos en materia laboral y comercial.

El primero, es un Mecanismo de Solución de Controversias entre Gobiernos; que obliga a México, EU y Canadá a respetar asociación sindical, abolir el trabajo forzoso e infantil, eliminar la discriminación y violencia en los centros laborales y garantizar condiciones dignas de empleo.

Ante la violación a dichos puntos los gobiernos someterían a una serie de consultas y al fallo de un panel de especialistas, que fijaría las eventuales represalias.

Señaló que este proceso tardaría entre 11 y 16 meses; y en caso de ser contrario a México, implicaría la suspensión de los beneficios comerciales del T-MEC; es decir imposición o aumento de aranceles.

Pero si se trata de una acusación o denuncia anónima de productos elaborados con trabajo forzoso o infantil, el Departamento del Trabajo o Comercio de EU iniciarían una investigación directa en contra de una determinada empresa y, en su caso, procederían a detener o embargar los productos cuestionados.

También advirtió durante la charla que en pocos días comienza el proceso electoral en Estados Unidos y lo más seguro es que el Presidente Donald Trump, en su afán de obtener votos, lance amenazas comerciales a México