Entradas

Por Fiestas Patrias se estiman ventas por más de 9 mil millones de pesos: Concanaco Servytur

Redacción / Enlazadot

Ciudad de México.- Para este año los sectores comercio, servicios y turismo estiman una disminución de sus ventas por el orden de 9 mil 300 millones de pesos, 50 por ciento menor respecto a la derrama obtenida en 2019, que fue de 18 mil 691 millones de pesos, debido a que en la mayoría de los estados aún hay restricciones que limitan el aforo en los negocios como restaurantes, hoteles y sitios de esparcimiento, además por no realizarse celebraciones masivas por el Grito de Independencia.

El presidente de la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo, José Manuel López Campos, indicó que la reactivación económica que se realiza de manera gradual en los diferentes estados del país contribuye a que la disminución de las ventas en los negocios de los giros relacionados con esa celebración no sea mayor.

Señaló que la derrama económica que se obtuvo en 2019 por las ventas de bienes y servicios, incluyendo la actividad turística, durante las Fiestas Patria se prevé reduzca en este año en 50 por ciento debido a las restricciones preventivas de salud por el coronavirus.

En esta ocasión, apuntó, no se realizará el tradicional Grito de Independencia de manera masiva, y en algunas ciudades será simbólica con un reducido número de participantes, por lo cual se espera que reuniones de pequeños grupos y familias en casas o restaurantes con horario restringidos en varios estados, para festejar este importante acontecimiento para los mexicanos, que es de las fechas más esperadas del calendario anual.

Indicó que de acuerdo con estimaciones y en base a proyecciones de las Cámaras de Comercio del todo país, los rubros que mayor impacto negativo tendrán en esta fecha serán hoteles, moteles, establecimientos de esparcimiento, restaurantes, ropa, papelería, bebidas y tabaco.

El líder empresarial destacó que esta será la primera de las fechas conmemorativas que se podrá celebrar desde el inicio de la pandemia del Coronavirus, con los protocolos y las medidas sanitarias obligatorias, con menor afluencia de acuerdo con los aforos marcadas por las autoridades que serán los permitidos de según los semáforos epidemiológicos de cada estado.

Esta celebración, anotó, tendrá ventas en menor proporción en giros relacionados a fiestas, así como de restaurantes, supermercados, entre otros, aunque ayudará la conmemoración a que se registren operaciones comerciales de artículos relacionados.

José Manuel López precisó que con la nueva normalidad se tiene un panorama difícil en muchos negocios que en años anteriores con este festejo obtenían buenos ingresos, y que marcaba el inicio de un período de cierre de año positivo para el comercio y los servicios.

En esta ocasión, puntualizó, al estar restringidos en horario, capacidad de atención y servicios, hoteles y restaurantes influye a que las familias y grupos de amigos decidan celebrar en sus casas.

Por ello, subrayó, los restaurantes en su mayoría están ofreciendo promociones y servicio a domicilio, para aumentar sus ventas en esta conmemoración y registrar un repunte en sus menguadas ventas.

En el caso de turismo, refirió, algunos destinos principalmente de playa están ofertando paquetes con descuentos y promociones para captar visitantes, esperando una ocupación del 35 por ciento como es el caso de Cancún y Riviera Maya, y 30 en otros. Aunque de manera general no se espera una ocupación mayor del 20 por ciento en el promedio nacional.

La pandemia pone en riesgo la temporada tradicional de venta de útiles escolares del regreso a clases

Redacción / Enlazadot

Ciudad de México.- Las papelerías, librerías y establecimientos que confeccionan uniformes se encuentran entre los segmentos del sector de servicios más afectado por la pandemia del Covid-19, al no considerarse como actividades esenciales y no permitirles abrir durante los meses de contingencia sanitaria, que aún continúa.

El presidente de la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo (Concanaco Servytur), José Manuel López Campos, advirtió que muchos establecimientos de estos giros, especialmente micro, pequeños y medianas empresas (Mipymes) cerrarán definitivamente ante la falta de liquidez para sostenerse durante este prolongado periodo, y por no contar con apoyos o financiamiento accesible para sus negocios.

Indicó que la afectación de estos comercios se extiende a toda la cadena de valor, impactando negativamente a la industria que los produce, sus proveedores y canales de distribución, que tienen un periodo estacional anual definido para la venta de sus productos.

Apuntó que el período de regreso a clases representa para la industria de útiles escolares y papelería el 80 por ciento de sus ingresos anuales, y de no registrase movimiento en las compras para el retorno a las clases, presenciales, a distancia o mixtas, ocasionará un daño irreversible para este sector de la economía.

Las Cámaras de Comercio en las 32 entidades del país, aseveró, reportaron que las papelerías han sufrido afectaciones en sus ventas desde el inicio de la pandemia en México, debido a la suspensión de las clases presenciales.

“Tradicionalmente julio, agosto y septiembre representaban meses de importantes ventas de papelería, libros y uniformes, porque los padres de familia se preparaban con anticipación para el regreso a clases, acción que incentivaba a la industria del papel, útiles escolares y textil, y que generaba una derrama económica que representaba el 80 por ciento de sus ventas”, subrayó.

López Campos recordó que, en el 2019, el retorno a clases dejó una derrama económica superior a 82 mil millones de pesos, que representó un incremento de 3 mil 122 millones, en relación a los 79 mil 43 millones de pesos registrados en el 2018, siendo un respiro para el sector comercial ante la desaceleración económica nacional.

Explicó que este sector integra a más de 50 fabricantes nacionales, más de 400 distribuidores mayoristas, más de 120 mil papelerías, que generan 545 mil empleos directos y más de un millón y medio de indirectos, dejando una derrama anual de 21 mil millones de pesos adicionales durante el resto del año

José Manuel López Campos señaló que al no ser declarados como “esenciales” los útiles escolares para operar los establecimientos que los comercializan sin restricciones, la cadena de abasto de material escolar está en riesgo.

“Además, al no poder operar como “esenciales” las papelerías, librerías y venta de uniformes, se corre el riesgo de aumentar el comercio informal con productos de dudosa procedencia que afectan a la economía nacional y pueden ocasionar daños a la salud de los consumidores por estar fabricados con componentes no autorizados para el uso y consumo humano, pero que se vuelve más delicado cuando se trata de niños y jóvenes en edad escolar”, asentó.

El líder empresarial sostuvo que la educación es una actividad esencial, por ello el ecosistema de fabricación y suministro de material escolar debe clarificar y dar certidumbre a los 33 millones de estudiantes de que los útiles escolares serán necesarios para las clases a distancia al igual que cuando son presenciales.

Consideró que la reapertura de este sector ayudará a que los padres de familia se vayan preparando con anticipación en la compra de los útiles y materiales que usarán sus hijos al momento de regreso a las aulas, y que emplearán en casa durante los periodos de clases por televisión o en línea por internet.

Las actividades del comercio y los servicios generan más del 65 por ciento del empleo en México

Las actividades del comercio y los servicios generan más del 65 por ciento del empleo en México: Concanaco Servytur

Redacción / Enlazadot

Ciudad de México.- Aunque el sector terciario en México registró un importante crecimiento en los últimos cinco años, en la generación de empleo, valor agregado y aumento de unidades económica, en 2020 no mantendrá el mismo comportamiento por ser el más afectado por la crisis económica ocasionada por la pandemia del Coronavirus.

En videoconferencia con empresarios de la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo, el presidente del Instituto Nacional de Geografía e Informática, Julio Santaella Castell presentó los resultados definitivos del Censo Económico 2019.

El presidente de la Concanaco Servytur, José Manuel López Campos, resaltó el crecimiento del sector terciario, que en el censo económico 2019 mostró que las actividades del comercio y los servicios privados no financieros aumentaron 10 por ciento del 2014 al 2019.

Señaló que si bien este informe se presentó en medio de una crisis económica por la pandemia del Covid-19, debe ser un referente para dimensionar la situación de hace un año en perspectiva a la actual, que registra pérdida de empleo y cierres de negocios que requerirán de apoyos, financiamiento e incentivos fiscales para la recuperación económica en la nueva realidad.

Por ello, consideró importante la propuesta del presidente del Inegi, de realizar un estudio para conocer cuántos establecimientos se han creado desde el censo, y cuántos cerrarán definitivamente después de los meses de contingencia sanitaria.

“De acuerdo con los resultados obtenidos por el Inegi, existen 6 millones 373 mil 169 unidades económicas en el país, con 36 millones 38 mil 272 personas ocupadas; de los cuales el 94.9 por ciento son micro negocios que emplean 4 de cada 10 personas ocupadas, pero sólo generan 15 de cada 100 pesos del valor agregado censal, es decir son de baja productividad”, anotó.

José Manuel López Campos, indicó que este censo señala un crecimiento de 5.9 por ciento en el valor agregado anual, que están aportando estos establecimientos y que es de 9 mil 983 millones de pesos.

Detalló que, de acuerdo a los datos del Inegi en el valor agregado el comercio escaló dos lugares, del 4 al 2, de 15.5 a 21.4 por ciento; y los servicios privados no financieros, incrementó del 19.6 al 20.8 por ciento para ocupar la tercera posición.

Respecto a personal ocupado, apuntó, los servicios no financieros son las actividades que más empleos generan, con el 37.5 por ciento y el comercio la segunda con 27.6 por ciento.

“Las actividades económicas por ramas, que mayores empleos aportan, vinculadas al sector terciario son: Preparación de alimentos, con 7.4 por ciento; abarrotes y alimentos al por menor, 6.5 por ciento; servicios de empleos, 5.1 por ciento; tiendas de autoservicio al por menor, 2.7 por ciento; panaderías y tortillerías, 1.9 por ciento; hoteles, moteles y similares, 1.8 por ciento y abarrotes y alimentos al por mayor, 1.6 por ciento”, precisó el líder de la Concanaco Servytur.

Especificó que las estadísticas arrojaron que entre los principales problemas que manifestaron las Unidades Económicas del país destaca la inseguridad pública, con el 43.4 por ciento declarado por las Mipymes y para las grandes empresas el 40.4 por ciento.

Refirió que los altos gastos (luz, agua, telefonía), para el 29.7 por ciento de las grandes empresas es considerado como uno de los aspectos que inhibe la productividad, así como para el 28.9 por ciento de las Pymes.

También, dijo, los excesos de trámites gubernamentales es otro de los problemas que las empresas reconocen que les afecta, en el caso de las grandes se reflejó en el censo en el 20.3 por ciento de los encuestados, mientras que para las Pymes fue del 18.3 por ciento.

López Campos destacó que, del total de establecimientos, el 62.6 por ciento, que representa más de 3.5 millones de unidades económicas, son informales y solo el 37.4 por ciento se encuentra en la economía formal.

En personal ocupado, subrayó, los negocios formales aportan el 81.1 por ciento y los informales el 18.9 por ciento.

Respecto al valor agregado, los negocios formales aportan el 97 por ciento y los informales el 3 por ciento.

Puntualizó que estas estadísticas se deben tomar como referencia para impulsar a los sectores que han tenido mayor crecimiento en los últimos años, estimular aquellos que su desarrollo ha sido menor de manera incluyente y solidaria, pero debido a la parálisis por la contingencia sanitaria son los más afectadas.

El comercio electrónico será un alivio para los establecimientos en el Día del Padre

Redacción / Enlazadot

Ciudad de México.- La situación económica por la que atraviesa el país, y la poca actividad comercial ocasionada por la pandemia del Coronavirus, se reflejará en las ventas del próximo Día del Padre, que no tendrán comparación con las de 2019, cuando la derrama económica fue de más de 27 mil millones de pesos.

El presidente de la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo (Concanaco Servytur), José Manuel López Campos, indicó que ante las restricciones que hay por el Covid-19 muchos negocios no venderán los productos o servicios en la proporción de años anteriores en la misma fecha.

Apuntó que la baja registrada en plazas laborales, la incertidumbre por la permanencia en el empleo y el cierre de negocios son factores que contribuirán a tener un Día del Padre con muy poco movimiento comercial.

Indicó que se prevé obtener menos del 25 por ciento de la derrama económica que generó esta celebración el año pasado, lo cual dejaría alrededor de 6 mil 750 millones de pesos para el sector comercial y de servicios, aun considerando que en algunos estados ya inició la reactivación que les permite laborar pero con horarios limitados y apegados a las medidas de sanidad impuestas por la autoridad, que incluyen en una menor afluencia de consumidores a los establecimientos.

Para este 2020, señaló, el comercio electrónico serán el medio que contribuirá a que algunos establecimientos realicen ventas en línea por el Día del Padre, aquellos que cuenten con plataformas digitales, aplicaciones, o páginas web tendrán la posibilidad de llegar a los consumidores que podrán comprar con tarjetas de crédito, débito o de las cadenas comerciales.

Explicó que para esta fecha son diversos giros los que tienen incrementos en sus ventas, y con datos del año pasado, los restaurantes crecieron respecto a 2018 en 3.6 por ciento, joyería y relojes 3.5 por ciento, artículos deportivos 3.4 por ciento, ropa y calzado, con 3.2 por ciento; vinos, discos, películas, accesorios y artículos para el cuidado personal, con 2.8 por ciento, y esparcimiento, con 1.9 por ciento.

Este año, refirió. el Día del Padre será otra fecha en la que no repuntarán las ventas para los establecimientos, tiendas departamentales, plazas comerciales, restaurantes, y demás negocios que regularmente las incrementaban en esta celebración, que ante las restricciones impuestas por la pandemia dejarán de percibir ingresos importantes para el sostenimiento de la planta laboral.

En el caso de quienes busquen celebrar en familia, el servicio a domicilio de algunos establecimientos representa una oportunidad para realizar ventas del sector restaurantero y de otros giros comerciales, anotó.

José Manuel López resaltó que el comercio electrónico se mantiene en crecimiento, y se espera que de manera general tenga un incremento de 22 por ciento en las ventas por esta emblemática celebración, respecto al 2019.

Detalló que los principales giros con mayor aumento en la demanda de este año serán: Ropa, calzado y accesorios con un crecimiento de 40 por ciento, música, películas y vídeos con 23 por ciento, libros y revistas con 20 por ciento, artículos deportivos con 15 por ciento y joyería y relojes con 10 por ciento.

“Desde días pasados las grandes cadenas departamentales y marcas de prestigio se enfocaron a promover descuentos y ofertas en línea, así como ventas especiales con promociones y descuentos para atraer a clientes que buscan algún regalo para esta fecha”, recalcó.