Entradas

Pandemia multiplica oportunidades de la Ingeniería en Software

Redacción / Enlazadot

Los alumnos de segundo cuatrimestre de la carrera de Ingeniería en Software asistieron a una charla virtual con los ingenieros Rodrigo Orozco y Alan de Miguel, egresados de la Universidad Autónoma de Guadalajara (UAG).

Durante esta conferencia llena de conocimientos, el Ing. Rodrigo Orozco aprovechó desde un principio para destacar la importancia de la Ingeniería en Software, preguntándole a los alumnos sobre su perspectiva.

“Básicamente ingeniería en software puede ser la creación de programas o herramientas para el uso más fácil que el usuario pueda tener, en base a distintos programas, ya sea negocios, hogar, educación, etc.”, respondieron.

Dicho esto, el ingeniero Orozco complementó con los cinco puntos que considera claves para dicha ingeniería: analizar, diseñar, crear, probar e innovar.

“Muchas veces nuestros papás, nuestros abuelos nos dicen: `te metiste a la carrera del futuro´ y yo creo que no, es la carrera del hoy, ya empezó ese futuro que dicen” relató el Ing. Orozco.

Agregó que con la pandemia del Covid-19 los empleos para los ingenieros en software han ido en aumento, debido a la digitalización de las empresas en el País.

De igual manera, los ingenieros motivaron a los alumnos a seguir estudiando, empezar a emprender poco a poco y resaltaron el valor de especializarse y la importancia de la estructuración de datos e información para la creación de nuevos proyectos, carreras e incluso inteligencia artificial.

También, los ingenieros hicieron mención de las distintas experiencias que pudieron disfrutar gracias a las instalaciones, programas educativos y de intercambio que la UAG ofrece, siempre sacándole el mejor provecho.

Por su parte, el Ing. Alan de Miguel destacó que la Ingeniería en Software tiene un papel esencial en la formación de equipos multidisciplinarios y cómo ésta puede ofrecer una perspectiva mucho más moderna al conocimiento de otras carreras.

Por último, los ingenieros respondieron a una serie de preguntas por parte de los alumnos y se les agradeció por su enriquecedora participación.

Fraudes en internet incrementan hasta seis veces en época navideña

En el contexto de pandemia podrían multiplicarse aún más, por ello llaman a usuarios de compras en línea a que en esta época decembrina extremen precauciones

Redacción / Enlazadot

Los fraudes en las ventas en línea se incrementan hasta seis veces en época navideña, aunque en el contexto de pandemia estos ilícitos podrían dispararse debido a la crisis económica que se sufre derivada de la contingencia sanitaria, así lo consideró la Coordinadora de la maestría en Desarrollo y Dirección de la Innovación de UDGVirtual, maestra Jeanette González Díaz.

Indicó que tan sólo en el tiempo navideño de 2019 los fraudes por Internet aumentaron 600 por ciento. Y en este contexto de pandemia podría incrementar todavía más, pues quizá algunas personas que sufrieron en la crisis podrían buscar reponerse de mala manera.

González Díaz recordó que en este 2020, cinco de cada diez empresas duplicaron su crecimiento de ventas en línea y han registrado incremento de 300 por ciento en su volumen de ventas por Internet, y en la gente en general, no sólo las nuevas generaciones, se están inclinando a comprar por Internet.

“Debemos de tener precauciones, como verificar que el dominio, nombre o dirección que colocan en el navegador sea de una empresa confiable. Muchas veces les pasan el link y no verifican que sea de una empresa confiable, y aportan sus datos de la tarjeta de crédito. Lo único que hace es que no sea entonces usada para la compra que planearon realizar. Debemos tener cuidado donde ponemos nuestros datos bancarios”, subrayó González Díaz.

Otra modalidad es la de quienes ofrecen sus productos directamente en páginas de Facebook, y en ese caso se piden depósitos en efectivo, lo cual es muy complicado de recuperar en caso de algún timo.

“Si se hace un depósito en efectivo a una cuenta bancaria, el único que puede regresarte el dinero es el titular de la cuenta, no el banco. El banco no tiene injerencia”, advirtió.

Recomendó también verificar las opiniones que los compradores publican en el sitio de ventas respecto a la calidad del producto y el servicio del vendedor. Además de estar alertas porque en muchas ocasiones el producto que ofertan en las fotografías es muy distinto.

“Si vamos a poner nuestros datos de tarjeta de crédito debemos de verificar, en la barra de direcciones, que tenga un candadito, eso quiere decir que la página está cifrada o previamente verificada. Y todas las páginas que pidan datos personales deben de tener aviso de privacidad. Hay que verificar que tengan ese aviso y esté visible”, externó.

González Díaz recomienda pagar a través de un servicio de intermediación como por ejemplo Pay Pal, en lugar de hacer el depósito en crudo.

“El depósito en crudo no se recomienda. Y cuando direcciona a la página de un banco, a veces no es la página del banco, sino un sitio para clonar datos. La mejor opción es hacer el pago por medio de Pay Pal, o directamente de nuestro banco. E insisto, evitar los depósitos en efectivo si no tengo conocimiento de quién es la persona, y no proporcionar jamás datos de la tarjeta de crédito vía telefónica, mucho menos vía Whatsapp”, alertó González Díaz.

Explicó que existe un método de fraude que consiste en llamar por teléfono a la persona y engañarla para que instale una aplicación que luego permite a otra persona tomar control remoto de tu equipo, y con ello tener acceso a las aplicaciones bancarias del celular.

“Eso es muy común, y ya han hecho extracción de dinero, de cuentas corrientes y traspaso a otras cuentas. El banco no se hace responsable, para que tengan cuidado de lo que instalan en su teléfono”, añadió.

La otra recomendación es hacer la compra con tarjeta de crédito y no con la de débito, por dos motivos: las de crédito tiene varios mecanismos de seguridad y no se está pagando con el dinero propio.

“En el caso de la tarjeta de crédito, basta llamar al banco y en la mayoría de los casos te quitan el cargo; pero si se usa tarjeta de débito va a ser más difícil que le hagan válido esos cargos no reconocidos. Pero en caso de que a pesar de todo el banco no quite los cargos no reconocidos, hay que acudir a la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) para aportar las pruebas y que los hagan válidos”, dijo González Díaz.

Finalmente, recomendó que se utilicen mecanismos como el Wallet, que se trata de una tarjeta electrónica que cambia constantemente sus códigos de seguridad como si fuera un Tokken.

LA CRISIS DE SEGURIDAD ALIMENTARIA: ¿LA PRÓXIMA GRAN PANDEMIA?

LA CRISIS DE SEGURIDAD ALIMENTARIA: ¿LA PRÓXIMA GRAN PANDEMIA?

Por Darinel Herrera

La Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) define la seguridad alimentaria como el acceso físico, social y económico de todas las personas, en todo momento a los alimentos suficientes, seguros y nutritivos para satisfacer sus necesidades dietéticas y preferencias alimentarias para una vida activa y saludable. (FAO, 1996).

A partir de esta  definición podemos comprender que el acceso a los alimentos puede darse únicamente a través de tres modalidades: acceso físico, acceso social y acceso económico. 

  • Acceso físico: Acceso a los alimentos por producción propia o comercio.
  • Acceso económico: Acceso a los alimentos a través del poder adquisitivo.
  • Acceso social: Acceso a los alimentos a través de las relaciones sociales.

La FAO afirma que el uso y la combinación simultánea de los tres tipos de canales  de acceso a los alimentos, es recomendado como un mecanismo de contención ante una catástrofe de seguridad alimentaria global, únicamente cuando existe un escenario social y económico tan adverso (una tormenta perfecta)  donde estén presentes las siguientes tres condiciones en su conjunto:

  • Cuando el resultado de una actividad de producción de alimentos es incierto.
  • Cuando el poder adquisitivo de las actividades generadoras de efectivo está sujeto a cambios repentinos y dramáticos en los precios.
  • Y cuando la seguridad laboral es baja.

Es decir, un escenario socioeconómico tan complejo como el que estamos viviendo actualmente, que podría estar anunciando el inicio de la Gran Crisis Alimentaria, de la que tanto hablan los expertos desde ya hace tiempo.

Una crisis alimentaria global de magnitudes colosales, que pondría en riesgo de hambruna a más de 265 millones de personas.

¿DE VERDAD, NOS FALTAN ALIMENTOS?

En realidad la razón y origen de esta crisis, no es por lo que te imaginas, no es que falten alimentos. De hecho los datos estadísticos  indican que 2020 ha sido un año de abundantes cosechas en general a nivel global. Pero la crisis alimentaria que llega, es por todo lo contrario. Es por que sobran alimentos para un mercado agroalimentario con una demanda rota por el aumento del desempleo, por el proteccionismo de las economías avanzadas y por el colapso de las cadenas de suministro.

Una crisis que obligará a los más empobrecidos a elegir entre proteger su salud o proteger sus medios de vida.

El gran daño que ha causado la crisis económica derivada de la propagación del virus Covid-19 a la disponibilidad mundial de alimentos tienen dos vertientes:

Por un lado, se ha roto la oferta. Los agricultores, los distribuidores principalmente de productos perecederos (frutas y verduras) están reduciendo la producción a medida que sus principales clientes (hoteles, restaurantes, escuelas y aeropuertos) han tenido que parar o reducir sus operaciones.

Esto está provocando producciones excedentes, que arruinan a los productores ya que no encuentran a sus habituales compradores.

El dilema está, en cómo asegurar en 2021 se plante lo mismo que en 2020. De tal forma que haya comida el próximo año. Si no ayudamos en este momento a los productores, estos no van a tener liquidez para plantar sus próximas cosechas, y entonces sí, estaremos bajo un grave problema de escasez de alimentos. Asegura, Máximo Torero – Jefe del Departamento de Desarrollo de Económico y Social de la Agencia de la ONU para la Agricultura y la Alimentación FAO.

La segunda vertiente son los consumidores. Los hogares pobres y desempleados se están quedando sin dinero. Incluso cuando los productos aún están disponibles en los mercados locales.

Este fenómeno, en los países en vías de desarrollo es todavía peor, porque además de los ciudadanos, los que se están quedando sin dinero son los importadores. Quienes son los encargados de llevar los alimentos a las tiendas y a los mercados, hasta que finalmente estos llegan a nuestra mesa. 

A esto hay que sumarle la caída del precio del petróleo (la principal fuente de ingreso de los países en vías de desarrollo para solventar el pago de sus importaciones) y la subida de alimentos básicos como el trigo y el arroz, debido a la especulación y el proteccionismos de los principales países productores y de los importadores más ricos. Así como, el acaparamiento y almacenaje para el autoconsumo de países desarrollados, menciona el periodista Ernesto Torrico en su documental – Salud o comida: La falta de alimentos para 2021 por el covid de la que avisan FAO y Banco Mundial.

Un escenario inquietante que podría exacerbar la desigualdad entre pobres y ricos.

Sin duda, la pandemia de COVID-19 ha provocado una dramática pérdida de vidas humanas en todo el mundo y presenta un desafío sin precedentes con profundas consecuencias sociales y económicas, que incluyen comprometer la seguridad alimentaria y la nutrición, asegura Flore de Preneuf – Representante del Banco Mundial.

La sostenibilidad alimentaria es quizás uno de los puntos más sensibles e importantes  de la agenda de desarrollo sostenible 2030, publicada por la Organización de la Naciones Unidas (ONU). Una problemática global a la que no le hemos dado la importancia que merece.

América Latina y el Caribe (ALC) cumple un rol central a nivel mundial en cuanto a la seguridad alimentaria (es la principal región exportadora neta de alimentos) y la sostenibilidad ambiental (es un gran sumidero de carbón con sus bosques, fundamental en los ciclos global del oxígeno y del agua, y la reserva principal de biodiversidad). Por ende, las acciones que se tomen en la región en lo que respecta a estos dos temas afecta no sólo a sus países miembros, sino a nivel mundial, asegura Eugenio Díaz-Bonilla, Jefe del Programa de Latinoamérica y el Caribe del IFPRI.

Después de la pandemia nada será igual, se tendrán cambios en todos los sectores ante la nueva realidad.

Para la supervivencia de mypimes se requiere de apoyos y liquidez en la contingencia sanitaria y créditos para la reactivación

  • Después de la pandemia nada será igual, se tendrán cambios en todos los sectores ante la nueva realidad.

Redacción / Enlazadot

Ciudad de México.- Para evitar una mayor afectación a las finanzas de las empresas que impactan directamente en el desarrollo del país, la Concanaco Servitur consideró necesario que los negocios se preparen en medidas de seguridad, prevención sanitaria y protocolos de operación, a fin de evitar nuevos brotes de contagios que obliguen de nuevo al cierre de empresas e impida la recuperación económica de México.

Empresarios del sector terciario de todo el país conocieron en el “Panel: Alternativas y Mecanismos de Financiamiento a Mipymes ante los retos de la crisis Covid-19”, las opiniones de expertos en finanzas, planteamientos de instituciones crediticias internacionales y nacionales, y la visión de la sociedad civil, así como las acciones implementadas en gobiernos estatales para enfrentar los problemas en sus entidades ocasionada por el coronavirus.

Al dar la bienvenida a los participantes del foro, el presidente de la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo, José Manuel López Campos, puntualizó que para entrar a la reactivación económica y social después de la contingencia sanitaria en México las empresas deberán prepararse con modificaciones en sus sistemas de comunicación interna y externa, así como de atención a sus clientes y adecuar espacios físicos para sus operaciones, a fin de mantener una convivencia bajo medidas de prevención del Covid 19.

Señaló que, en medio de la crisis del coronavirus, México necesita transitar con plena seguridad al proceso de la nueva realidad con la que nos encontraremos y contar con garantías que ayuden a las empresas a volver a sus niveles de productividad, así como modificar los modelos de negocio y de interacción personal.

Expuso que la contingencia sanitaria por el coronavirus paralizó la actividad económica del país, afectando actualmente a muchos rubros y ocasionando perdidas incalculables.

“Ante esta situación las empresas que hoy están cerradas, y aquellas que están en funcionamiento por considerarse esenciales, requerirán de financiamiento para poder tener liquidez, al tener ingresos menores a los que obtienen regularmente para alcanzar su punto de equilibrio”, anotó.

En presencia de representantes de instituciones financieras, sector empresarial, tres gobernadores, el líder empresarial reiteró que para tener un salvavidas que ayude a las empresas a transitar en esta crisis, se requiere de liquidez, y posteriormente cuando se concluya el periodo de la contingencia necesitarán recursos vía créditos para su reactivación.

Después del confinamiento, apuntó, México no será el mismo de antes del coronavirus, y se tendrán que hacer cambios en la estructura de las empresas, en sus instalaciones y procesos de operación, al igual que se cambiará la forma de vida de los ciudadanos.

“Para esa nueva realidad se necesitarán en las empresas muchos cambios, desde la manera de comunicación, de consumo y ventas, hasta en los espacios físicos para operar y convivir, mientras se encuentra una cura o vacuna para el coronavirus”, advirtió.

Por el Covid-19, la actividad económica mundial no puede paralizarse indefinidamente, por ello hay que prepararse en medidas de seguridad, de prevención, protocolos de procesos y en la elaboración de muchas pruebas para evitar que haya un nuevo rebrote y evitar un retroceso, después de los avances que se hayan logrado en estos periodos de confinamiento.

José Manuel López Campos resaltó la importancia de la realización de este panel, que tuvo como propósito pedirles a las organizaciones empresariales relacionadas con las actividades afectadas y a los gobernadores participantes, sus opiniones y experiencias de los que están haciendo para sobrellevar la parálisis económica de sus estados.

Indicó que las empresas afiliadas a la Concanaco requieren de recursos para sobrevivir a la crisis del Covid-19, principalmente las Mipymes, y para que al llegar el momento de la conclusión de esta contingencia puedan reactivarse sin complicaciones ya que más del 75 por ciento de los empleos formales en el país son generados por el sector terciario.