Dark Lord es una empresa jalisciense de presumir en el mundo, en donde ya se internacionaliza y es una mipyme

Por Laura Gutiérrez Franco

La gente creativa e innovadora siempre sorprende con algo que es único. Es el caso del empresario Gilberto López Villaseñor, fundador y director general de Dark Lord Brewery. Produce cerveza artesanal desde hace 12 años, pero hace dos decidió que le mezclara aguacate.

Comenzó con la cerveza artesanal original, la que se producía desde antes de la Revolución Industrial, conocida como “braimer”. Luego decidió entrar a un consorcio exportador para comercializar su producto en otros países pero la competencia lo obligó a crear algo nuevo, especial.

En entrevista con Cadena Empresarial Enlazadot, relató que “debíamos crear algo muy mexicano, que no cualquiera pudiera lograr, algo diferente y como el aguacate cumple esos requisitos, además de que es una fruta codiciada y venerada”, se decidió por la cerveza con ese sabor especial.

Desde luego que para que sea una cerveza como tal, se le debe de sacar al aguacate los azúcares y la grasa. Se muele y es el complemento del agua, la levadura, el lúpulo y la malta, precisó durante la charla.

Dark Lord es una empresa micro. Prácticamente trabajan en ella dos personas: Gilberto y otra más y han logrado resultados extraordinarios. El éxito no tiene que ver nada con el tamaño.

Su mercado para la cerveza de aguacate es el de exportación. Están en Estados Unidos, con California y Nueva York, realizan negociaciones con Canadá, ya llevan muchos avances con Japón y con Rusia se podría decir que están en su inicio.

Comercializan sus cervezas a través de la página web.comprachelas.com, donde tienen seis variedades. Sus botellas son de 355 mililitros y para cumplir con la norma de esta bebida, sólo el 10 por ciento de su contenido deben ser adjuntos. Lo anterior significa que una botella tiene 35 mililitros de alcohol de aguacate y es una delicia que nadie se puede perder. Se le considera gourmet.

Empresario desde niño

Gilberto nació con ese don de ser empresario. Desde los ocho años decidió hacer una sociedad con sus primas y un hermano. Se dedicaron a vender dulces cerca de la Estación del Tren Ligero de Federalismo y Mexicaltzingo. Por allí vivía una tía y por eso tomaron esa decisión.

Con una sonrisa que denota que es un buen recuerdo, dice que les fue bien y siempre las utilidades se repartieron en forma justa, solo que cuando decidieron quitar el negocio, les sobró mucho inventario y no les quedó de otra que comérselo,

Entre los muchos negocios que ha creado, en el 2000 tenía una plaza virtual, PlazaMundi.com, con catálogos en línea. En ese momento resultaron muy avanzados para el tiempo.

Luego tuvo una empresa de logística. Fue distribuidor nacional de carritos de radiocontrol y de la gasolina que éstos utilizaban.

¿Es difícil ser empresario?, se le preguntó a lo que dijo: “te diría que no, porque siempre lo he sido, pero sí porque es difícil sobrevivir sin apoyos ni incentivos, eres el malo de la película. Aquí el secreto es aprender a que el juego esté a tu favor cuando todo esté en tu contra”.

¿Qué les recomiendas a quien quiere emprender?: “Que cuiden su flujo de efectivo, eso es sumamente importante”.

CONTACTO

[email protected]

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *