El Indicador de Confianza del Consumidor Jalisciense indica que la crisis ya está pasando

Por Laura Gutiérrez Franco

El Instituto de Información Estadística y Geográfica de Jalisco (IIEG) presentó el Indicador de Confianza del Consumidor Jalisciense (ICCJ) correspondiente al mes de agosto de 2020 el cuál arrojó que durante agosto se posicionó en 33.7 puntos, una variación de 1.0 puntos o de 3.0% con respecto a julio, y de -8.2 puntos o 19.5% por debajo del ICCJ de febrero, por otro lado, con respecto a mayo, la variación fue de 2.3 puntos o de 7.5%.

Augusto Valencia, director general del Instituto de Información Estadística y Geográfica de Jalisco (IIEG), y Mireya Pasillas, directora de Información Estadística Económica y Financiera, fueron los encargados de presentar los resultados a través de una exposición de manera virtual.

Los resultados de este indicador se obtuvieron mediante una encuesta telefónica con un muestreo aleatorio simple a 601 hogares de la entidad.

Este indicador es el resultado del promedio de 5 subíndices, de los cuales 3 registraron mejoría durante agosto con relación a julio.

El primer subíndice mide la percepción económica actual con respecto a la de hace 12 meses. Éste pasó de 28.9 puntos en julio a 29.1 en agosto, una variación mensual de 0.9% o de 0.2 puntos.

El segundo subíndice refleja lo que esperan los consumidores en los próximos 12 meses respecto al mes de referencia. El nivel calculado para julio de este subíndice fue de 49.7 puntos y para agosto de 53.1 puntos, una variación de 6.9% o de 3.4 puntos.

El tercer subíndice calcula la percepción que se tiene sobre la situación económica en agosto de este año con respecto al mismo mes de 2019. Pasó de 24.3 puntos en julio a 22.8 puntos en agosto, una variación mensual de -6.2% o de -1.5 puntos.

La situación esperada de la economía de Jalisco dentro de 12 meses de los hogares entrevistados constituye el cuarto subíndice, el cual pasó de 49.5 puntos en julio a 53.8 puntos en agosto, un aumento de 8.7% o de 4.3 puntos.

El último subíndice se calcula a partir de la posibilidad del hogar de adquirir algún bien duradero como muebles, televisores, lavadoras, etc.; este subíndice pasó de 11.2 puntos en julio a 9.7 puntos en agosto, una variación mensual de -1.6 puntos (por redondeo) o de -14.1%.

Este mes se preguntó sobre la situación laboral con relación a la pandemia. De la muestra de 601 hogares, 257 de ellos o el 42.8% mencionó que al menos un miembro del hogar perdió su empleo a causa de la pandemia.

Finalmente, se preguntó cómo han cambiado los ingresos del hogar con la pandemia. El 0.2% mencionó que los ingresos han aumentado mucho; para el 1.7% han aumentado algo; para el 17.6% de los hogares encuestados los ingresos se han mantenido igual; para el 39.9% han disminuido algo; y, para el 39.1% de los hogares los ingresos han disminuido mucho.

Israel Macías, profesor e investigador de la Universidad Panamericana, quien estuvo de invitado en la presentación, dijo que estos indicadores señalan que lo peor de la crisis económica provocada por la pandemia ya pasó y que se está en proceso de recuperación.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *