Startup de Jalisco pone a jugar a las marcas y a sus consumidores

Redacción / Enlazadot

Hoy en día las marcas compiten por la atención de los clientes con otras marcas, pero también con todo el contenido que reclama su atención a cada ahora del día: el celular, las redes sociales, los videos virales, Netflix, memes, etc.

A eso hay que añadir que los consumidores cada vez se resisten más a la publicidad. Se saltan los comerciales que aparecen en YouTube, ignoran las llamadas de telemarketing, huyen del vendedor que los sigue sutilmente por la tienda departamental…

Ya sea una pyme o una transnacional, si una empresa quiere vender necesita ser escuchada por su mercado meta. Para lograrlo, es necesario generar contenido que haga que las personas quieran interactuar con la marca en lugar de huir de ella.

Aunque la gente hace todo lo posible por evitar los comerciales, la mayoría también se desvive por nuevas experiencias:

● Según Event Marketer, 65% de los consumidores afirma que los eventos y demostraciones en vivo les ayudaron a comprender un producto mejor que cualquier otro método. (Forbes, 2018).

● Según Adobe, Inc., la Generación Z (64%) y los Millennials (72%) prefieren que las marcas les brinden experiencias antes que anuncios (Gisselle Abramovich, 2019).

● 1 de cada 3 directores de marketing planea invertir entre un 20% y 50% de su presupuesto en experiencias de marca en los siguientes 5 años. (Adweek, 2019).

● El 62% de los especialistas en marketing planean invertir más en los eventos en vivo. (The 2019 Event Marketing Report).

Aquí es donde entra Onward, startup jalisciense que se especializa en diseño de videojuegos, gamificación y marketing experiencial.

Onward utiliza elementos del mundo de los videojuegos para diseñar “experiencias de marca lúdicas”, es decir, interacciones placenteras y divertidas entre una marca y sus consumidores. Estas interacciones mezclan elementos del mundo real con elementos del mundo digital, como la realidad aumentada y el cómputo visual. Y, en el contexto de la pandemia, Onward diseña experiencias de marca que pueden experimentarse a distancia.

¿Por qué el marketing experiencial es tan atractivo?

La clave tiene que ver con el rol que juega el consumidor cuando interactúa con una marca: en la publicidad tradicional, el cliente tiene un rol pasivo: sólo consume el contenido que se le presenta (un anuncio, una llamada, un discurso de ventas). Al ser un mero espectador, es mucho más fácil que se aburra y se distraiga.

En cambio, en el marketing de experiencias lúdicas el cliente tiene un rol activo: toma decisiones, utiliza su creatividad, improvisa… en resumen, está jugando. Por lo tanto, está completamente concentrado en lo que está haciendo. ¿Cuántas veces miramos el celular cuando estamos disfrutando al máximo lo que hacemos?

El marketing de experiencias lúdicas ayuda a crear un vínculo significativo entre la marca y el cliente al provocar vivencias memorables. Según Bernd H. Schmitt, destacado profesor de negocios internacionales en la Universidad de Columbia, los clientes son más propensos a consumir una marca si pueden recordar su primera interacción con ella como una vivencia única o especial. Bajo esta perspectiva, Onward diseña experiencias lúdicas como las siguientes:

“Espejo Mágico”, que transporta a una persona a la portada de una revista en tiempo real;

“Farewell Tree”, experiencia para funerarias diseñada para enviar mensajes y homenajes a un ser querido que ha fallecido y lograr una despedida más humana a pesar de la distancia y las restricciones impuestas por la pandemia;

“Tour 360 Interactivo”, un tour virtual donde, como en un videojuego, el usuario decide a dónde quiere ir y qué quiere hacer primero.

“¡Está vivo!” dibuja un monstruo y haz que cobre vida en una pantalla.

Jugar es un lenguaje universal. A todos nos gusta hacerlo, reduce el estrés, nos hace convivir, incluso aprender. En vez de invertir en estrategias de push marketing, donde se trata desesperadamente de poner publicidad frente al cliente, es mejor invertir en estrategias pull, donde es el cliente quien se interesa en el contenido de la marca y se acerca por motivación propia. Aunque son una startup de tecnología, Onward es, al final del día, una agencia creativa. En palabras de su socio fundador y CTO, Guillermo Rivas, “Las tecnologías de moda no son el factor de éxito más importante, sino la creatividad con las que las implementas.”

Para saber más:

● Onward genera 12 empleos directos, aunque en este número puede variar de acuerdo a cada proyecto.

● En 2016, sus fundadores se graduaron de la 4ta generación de Reto Zapopan.

● Participaron en MassChallenge Boston 2017 y MassChallenge México 2019 con aplicaciones de realidad aumentada para el segmento B2B.

● Actualmente se encuentran desarrollando dos videojuegos propios: Beanfuriated, videojuego de plataforma para móviles, y Computer Love, videojuego de aventura para PC y consola.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *