Hay personas que nacen para emprender y trinfuar.

Es el caso de Jesús Manuel Ávila Ovalle, emprendedor de en la industrial del plástico.

  • Su empresa se dedica a la comercialización de plásticos post industriales reciclados y tiene mucho potencial de negocios
  • Su calidad humana es parte de su hacer diario

Desde joven le gustó emprender. Un día un amigo lo invitó a que vendiera gorras y aceptó. Lo hizo mientras trabajaba en la empresa de un tío, en donde se arreglaban máquinas de cámaras. En ese tiempo estudiaba la preparatoria y lo que siguió fue siempre asumir riesgos y sacarlos adelante. Jesús Manuel Ávila Ovalle sabe que sortear imprevistos es uno de los quehaceres diarios de todo empresario y siempre está dispuesto a resolver cualquier situación que se le presente.

Precisamente por esa actitud tan positiva, decidida y emprendedora, es porque ahora dirige la empresa Plásticos de Ingeniería Post Industriales, ubicada en Guadalajara, misma que fundó hace cerca de seis años y tiene sobre sí un gran potencial de negocios.

Su empresa se dedica a la comercialización de plásticos de ingeniería post industriales reciclados y empezó casi por casualidad o mejor dicho, porque la vida lo llevó por ese camino, según lo relata en entrevista con Cadena Empresarial Enlazadot.

“No conocía nada del tema. Un amigo me pidió si podía colocar materiales en Guadalajara. Él me asesoró. Siempre he sido consultor de empresas, de profesión ingeniero industrial. Recordé a una persona y fuí a ofrecerle el material. No lo encontré, pero andando por la zona toqué puertas y obtuve respuestas”, dice con un tono de voz que denota satisfacción.

“Empezamos con 50 kilogramos y luego fue una tonelada y así empezó el negocio”, relata tras comentar que hay dos cosas que lo distinguen (entre muchas más), “tengo atracción por todo aquello que le bienestar a la gente y al medio ambiente y el gusanito de las ventas. Creo que es buena fórmula”.

En su empresa se comercializan material plástico post industriales reciclado, que es aquel que se extrae de proceso de producción y por alguna razón no sirve para lo que se tenía planeado. “Lo compramos, se muele y se suministra a otra empresa que hace otro tipo de piezas. Por ejemplo se extraer una pieza automotriz hecha de ABS (un tipo de plástico) para venderla a una empresa que hace tacones”.

Durante la charla reconoce no le ha costando tanto trabajo ser empresario, porque siempre a todo lo que hace le pone constancia y dedicación. “Tengo la habilidad de dar seguimiento a las cosas y me gustan las ventas, a las que considero más que nada como servir más que vender”. Otra de sus características es aplicar la confianza en todo lo que hace.

Siempre le ha gustado emprender. “Duré un tiempo con la vena del emprendurismo dormida pero hace unos años estalló”, dijo mientras platica que en facebook tuvo una página llamada Resilencia, que es la propiedad que tienen los materiales para regresar a sus formas. Allí tenía venta en línea de productos que tenían que ver con el bienestar del medio ambiente y de las personas.

Lo que aconseja a los nuevos emprendedores es que “se avienten. Las cosas hay que empezarlas y no caer en la parálisis por análisis y sobre la marcha ir ajustando”.

Es un hecho que en la actualidad de alguna manera hay parálisis económica derivada de la pandemia del COVID 19, pero está esperando la reactivación porque en el mercado de los reciclados hay mucho potencial y también quiere apoyar a otras empresas, ya sean sus proveedoras o sus clientes, sobre todo en el tema de financiamiento.

Ávila Ovalle nació en la Ciudad de México, gran parte de su infancia y adolescencia las pasó en el Estado de México. Estudió la carrera en Monterrey en el Tec e hizo -entre otros estudios- una maestría en finanzas en la Universidad Oberta de Cataluña, España, una de las más importantes en el mundo en educación a distancia.

Llegó a Guadalajara en el año 2008, a finales, que fue cuando se casó y su esposa vivía en Guadalajara, aunque es de Sinaloa y por su actitud y conocimientos, ha realizado importante carrera de vida y empresarial.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *