Andrés Barragán, un ejemplo de emprendedor que -pese al COVID-19- quiere sacar su pyme adelante

La actividad de la empresa prácticamente se paralizó por la cuarentena, pero tiene una opción: las señoras que tienen sus casas llenas de flores pueden convertirse en su mercado salvador
Desarolla un biofertilizante de óptimos resultados

Por Laura Gutiérrez Franco

Andrés Barragán es licenciado en Agronegocios y trae en la sangre el sello de empresario. Su familia, en su natal Quitupan, Jalisco, siempre se ha dedicado a las empresas avícolas. Es cocreador y fundador de INAGBA Barragán, en donde desarrolló un biofertilizante de alta efectividad.

Todo nació de un proyecto universitario junto con otros compañeros de la Universidad de Guadalajara, del CUCBA. Con el paso del tiempo las personas integrantes se fueron cambiando. En el inter, lograron ser semifinalistas del concurso Joven Emprendedor Forestal en el 2018. En esa ocasón ganó Chile.

Con el proyecto formaron parte de la séptima generación de Reto Zapopan, en donde fueron finalistas. Siempre poniendo el nombre de su universidad en alto. En esta fase no se pudo cambiar de nivel porque los inversionistas que acudieron, sólo se interesaron por las empresas de alta tecnología.

Para titularse decidió hacer otras especialidades. Su empresa pasó a ser famlliar. Con los ahorros que se tenían de trabajos realizados en el campo, se compró materia prima para seguir desarrollando los biofertilzantes.

Hizo todo lo que un buen empresario tiene que realizar: pagar registro de marca, contar con el material adelanto y levantar el negocio, pero desgraciadamente llegó la pandemia del COVID 19 que trajo consigo la parálisis económica y la empresa está prácticamente detenida.

Los restaurantes que le surtían de materia prima están cerrados, así como los viveros que son su mercado.

Pero su alma emprendedora y exitosa lo impulsa a luchar, a levantarse, ya que han realizado estudios de mercado que les dicen que es un producto que si logrará mucha aceptación. Su valor agregado es que tiene la misma efectividad a uno desarrollado con químicos, pero este es cien por ciento natural. Antes de sacarlo al mercado se hicieron investigaciones y estudios durante cuatro años.

En entrevista con Enlazadot, reconoce que ser una empresa calificada como pyme, no es fácil en México. “A ratos se vuelve uno todólogo, a veces no duermes, entre la planeación” y el desarrollo de innovación.

Su mercado potencial está en los viveros y también en las amas de casa a las que les gusta tener plantas sanas y bonitas. Estas últimas pueden ser el gran apoyo para que la empresa salga adelante.

“Tenemos una escalabilidad a producir por lo menos cuatro toneladas al mes, ahorita ni siquiera a los 15 kilos llegamos”, dice tras informar que su producto regulariza el PH del suelo, previene de plagas y enfermedades; elimina la deficiencia de calcio y fósforo, entre otras cosas.

Por cierto que no se le olvida y está muy agradecido con varios de sus maestros en el CUCBA, entre ellos los doctores Salvador Mireles y Carlos Ordóñez, quienes siempre lo han apoyado.

Considera que es necesario que se apoye más a las pymes en México y recordó que al salir de Reto Zapopan pretendían obtener financiamiento, pero se tuvo el cambio de Gobierno en el país, se desapareció el INADEM y se les fué la oportunidad.

Andrés Barragán es un emprendedor que merece mucho apoyo.

Contactos para ventas o información

WhatsApp

Dr. Ordóñez 33 1320 2713

Lidia Franco 33 1186 1780

Pancho Barragán 33 2255 61 62

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *